Baños relajantes para tus pies

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Muchas mujeres, por su profesión, tienen que pasarse mucho tiempo de pie. Profesoras, enfermeras, camareras, dependientas y un largo etcétera pasan una gran parte de su jornada laboral de pie o caminando de un lado para otro, lo que hace que, a la larga, nuestros pies terminen cansados, doloridos e hinchados. A la larga, esto hace que nos aparezcan durezas y otros problemas de los pies que, además de ser molestos y dolorosos, resultan antiestéticos.

Para evitar esto, podemos descansar nuestros pies utilizando baños naturales que los hidraten y los cuiden a lo largo de toda la jornada:

Baño de vinagre de sidra: Necesitas 2 ajos, vinagre de sidra, 20 cabezas de lavanda fresca y hojas de salvia. Coloca el ajo en un recipiente y cúbrelo vinagre, usando aproximadamente el doble de vinagre que de ajo.

A continuación machaca las hojas de salvia en un mortero y mézclalas con la lavanda. Coloca todos los ingredientes en un recipiente hermético asegurándote de que el vinagre cubre todos los ingredientes. Finalmente deja reposar la mezcla dos semanas.

Para el baño debes diluir 5 cucharadas de la mezcla en un tazón de agua caliente y remojar los pies por lo menos 10 minutos cada día 3 veces a la semana durante 2 semanas.

Baño de manzanilla: Necesitarás un puñado de flores de manzanilla, un puñado de hojas de menta, algunas hojas de laurel, dos litros de agua y una pizca de bicarbonato de sodio. Pon el agua a hervir en una cacerola y, retírala cuando rompa a hervir. Añade las hojas de menta, las de laurel y las flores de manzanilla. Deja reposar la infusión durante quince minutos y finalmente añade el bicarbonato.

Para el baño echa en un recipiente la mezcla y añade agua hasta cubrir bien tus pies.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *