Belleza aromática con lavanda


La lavanda es uno de los ingredientes más comúnmente utilizados en productos de belleza, porque su aroma y sus propiedades relajantes confieren unas características especiales a dichos productos. Si quieres disfrutar de un tratamiento aromático y relajante al mismo tiempo en la tranquilidad de tu hogar, aquí te presentamos una serie de recetas de belleza que contienen este ingrediente:

Agua de lavanda: Para prepararla necesitas una cucharadita de de aceite de lavanda, seis cucharadas de agua de rosas y 1/4 de litro de alcohol. Echa el alcohol en un recipiente y añade el aceite de lavanda y el agua de rosas, mezclándolo todo bien hasta obtener una preparación homogénea. Cuando lo hayas logrado, guárdala en un frasco hermético opaco y déjala reposar durante un mes. Con esta receta habrás preparado una colonia fresca y aromática ideal para los días de verano. Acuérdate de no ponerte mucha cantidad, ya que el aroma, al ser productos naturales, será muy intenso.

Aceite de masajes: Necesitarás una cucharadita de aceite de lavanda y una y media de aceite de almendra. Mezcla ambos aceites y utiliza el producto resultante cuando quieras relajar los músculos con un buen masaje. Este aceite está especialmente indicado si tenemos dolores muscularse en el cuello o en la espalada. También nos va a ayudar a combatir el dolor de cabeza, para lo cual masajearemos suavemente las sienes y el cuello, especialmente la nuca, tras aplicar el aceite.

Sales de baño: Los ingredientes de las mismas son una taza de sal gruesa, una taza de sal Epsom , una taza de bicarbonato de soda, quince gotas de aceite esencial de lavanda y un cuarto de taza de aceite de almendra dulce. Coloca las sales en un recipiente y mézclalas. Después añade la lavanda y el aceite de almendra. Mézclalo y consérvalo en un recipiente de vidrio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *