Blefaroplastia


A veces, por mucho que intentemos hacer desaparecer esas antiestéticas bolsas que nos aparecen debajo de los ojos, utilizando todos los remedios caseros o cosméticos a nuestro alcance, no podemos librarnos de ellas. Por otra parte, a medida que cumplimos años, los párpados superiores comienzan a perder flacidez y al mirarnos al espejo nos damos cuenta de que tenemos los párpados caídos, lo que, aparte de dar un aspecto cansado a nuestro rostro, nos puede hacer aparentar más edad de la que tenemos.

Esto no se debe tan sólo al paso del tiempo. El estres, la tendencia familiar, la falta de sueño y ciertas enfermedades pueden causar la aparición de bolsas y párpados caídos o acentuar la tendencia.

Sin embargo, gracias a la cirugía estética, en sólo 90 minutos podemos eliminar este problema mediante la blefaroplastia o cirugía de párpados.

Para la intervención se utiliza anestesia local y una ligera sedación para que el o la paciente esté completamente tranquilo mientras el cirujano elimina la piel y la grasa sobrante.

Estéticamente la operación no deja ninguna huella, quizá al principio unos pequeños puntos rojos alrededor de los ojos pero que al cabo del tiempo habrán desaparecido completamente. En el postoperatorio, parte muy importante en toda operación, no se siente ningún dolor, aunque sí hinchazón de los párpados, lagrimeo y cierta intolerancia a la luz, por lo que durante un tiempo deberemos usar unas gafas protectoras especiales. Sin embargo, estos efectos secundarios desaparecen al poco tiempo, por lo al poco podremos llevar una vida completamente normal.

Lo mejor de la operación es que los resultados son visibles prácticamente desde los pocos días después de la intervención, y es muy raro que las bolsas bajo los ojos vuelvan a aparecer, con lo que habremos recuperado un aspecto descansado y juvenil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *