Carbón activo: ¿es realmente beneficioso en belleza?

carbon-activo
El carbón activo se ha convertido en uno de los ingredientes de moda en los productos de belleza y de cuidado personal. Y, la verdad, es que propiedades tiene, pero no todos los aspectos positivos que se cuentan sobre él son ciertos. Incluso, algunos de ellos pueden llegar a ser nocivos. Y esto es importante saberlo porque el carbón activo no solo se emplea en mascarillas, sino que también está presente en otros productos como los dentífricos para blanquear los dientes.

Piel

El carbón activo tiene varias propiedades beneficiosas para la piel. Las principales se centran en su gran capacidad de absorción, lo que hace que ayude a atrapar y atraer las toxinas de la piel, favoreciendo un efecto purificador.

Esto es positivo para la piel grasa y para limpiar los poros con el fin de evitar que se obstruyan y aparezcan los puntos negros. Sin embargo, los productos que lo incorporan no tratan la causa de los puntos negros y del exceso de producción de sebo por lo que el problema sigue apareciendo.

Y esto es especialmente importante saberlo porque sí es cierto que puede ayudar a quitar ese exceso de grasa y a limpiar la piel, pero siempre será de manera puntual. Además, un dato importante es que cada vez será más necesario tener que emplear este tipo de productos para purificar la piel, si no se emplea un tratamiento adecuado para el problema específico de la dermis.

carbon-activo

Pelo

El carbón activo también se ha incorporado a productos para el pelo graso. Y aquí sucede algo parecido a los efectos en la piel. Este ingrediente puede retirar la grasa del cabello pero, para que no haya efecto rebote, se debe alternar su uso con otros champús y mascarillas neutros.

Dientes

Algunas pastas de dientes blanqueadoras han incorporado el carbón activo. Sin embargo, no hay pruebas de su efectividad ni de que sea beneficioso para los dientes, ya que, hasta el momento, no hay ninguna institución dental que lo haya validado.

Es más, algunas asociaciones profesionales han advertido de que podría ser dañino para el esmalte de los dientes –es el responsable de su protección- por su capacidad de absorción.

Tampoco existe consenso ni pruebas de que sea beneficioso para evitar las caries al eliminar bacterias ni de que ayude a equilibrar el pH de la boca.

Artículos relacionados:

Carbón, el nuevo gran aliado de la belleza

Dentadura brillante y bonita

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *