Cejas gruesas y naturales


Se acabó el reinado de las cejas finas y livianas. Está temporada marcan tendencia las gruesas y naturales. Una suerte de trazo poderoso para enmarcar una mirada con mucha personalidad. Sin embargo, olvídate de dar pasaporte a las pinzas de depilar, pues tendrás que cuidarlas como antes.

Que la tendencia sea llevar las cejas gruesas, no significa descuidarlas ni dejarlas a su libre albedrío. Ya te contamos cuáles eran los cuidados para unas cejas perfectas. Ahora, se trata de respetar su forma natural a la hora de depilarlas. Aquí tienes algunos consejos que te ayudarán a tener unas cejas de tendencia.

Libres… pero controladas


Para tener unas cejas perfectas este verano hemos de dar un voto de confianza a la naturalidad… pero sin pasarnos. El secreto es delimitar perfectamente la parte inferior, y dar un toque más salvaje a la parte superior, de forma que el resultado sea espontáneo.

Cuando depiles la línea inferior, ve siguiendo la forma natural de la ceja, ascendiendo hasta el arco y bajando después hasta la sien. Esta forma ascendente de la ceja tiene una importante ventaja: un efecto visual lifting que mejora tu mirada.

Aunque estas son las pautas generales para lucir unas cejas de tendencia, la forma de nuestro rostro también determinará el diseño de las cejas. Por ejemplo, una cara muy redonda puede verse estilizada por unas cejas gruesas, con el arco muy marcado y alargadas hacia las sienes. O si tu rostro es alargado, te favorecerá un diseño rectilíneo de cejas. No está de más que pidas opinión al experto de tu salón de belleza, que podrá aconsejarte sobre qué diseño de cejas va mejor con tu rostro.

El maquillaje, un buen recurso

Otro de los requisitos que han de cumplir las cejas este verano es que han de ser tupidas. Si las tuyas no son así, ¡no te preocupes! Existen un montón de soluciones para maquillar las cejas y dejarlas perfectas. Lápices específicos, sombras especiales en diversos tonos, ceras fijadoras, etc. La clave está en rellenarlas con pequeños trazos para que no se note, y cepillarlas después para difuminar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *