Cepillos de rimel: ¿cuál me conviene?

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

cepillos-pestanas
A la hora de elegir el rimel para conseguir el efecto que se desea de unas pestañas con más volumen, más densas, más largas, más curvadas… es muy importante el cepillo o el aplicador que incorporan. De hecho, hay máscaras de pestañas con diferentes propuestas. Pero, ¿cuál es el que más conviene y qué características y particularidades tienen? Aquí te contamos todas sus claves para que puedas elegir más fácilmente.

Recto

Una de las formas es el cepillo recto. Realmente, este es el aplicador clásico y con él se consigue un resultado muy natural, además de ser muy fácil de utilizar. Su uso está más indicado para aquellas personas que tienen pocas pestañas porque permiten poner más cantidad de máscara, de manera que se consigue el efecto de que se tienen más, pero sin añadir un toque dramático.

Cónico

Los cepillos cónicos o también llamados en espiral son más idóneos para aquellos casos en los que se necesita una gran definición de las pestañas. Gracias a su forma, se posibilita llegar a todas las pestañas, incluso las más cercanas al lagrimal, así como a las exteriores. La cantidad de máscara que se aplica es uniforme por lo que también se consigue un efecto de una mirada más amplia y pestañas más largas.

cepillos-pestanas

Curvo

Los aplicadores curvados son los más adecuados cuando se busca dotar a las pestañas de más volumen y de una mayor curvatura porque, con esta forma, se llega a todas las pestañas. Pero para sacarle el máximo partido, hay un truco en su uso: primero hay que pasar la parte cóncava desde la raíz hacia los extremos y luego la convexa para añadir la definición en las puntas.

Largos y cortos

Además de la diferente forma, los cepillos también se diferencian por si tienen las cerdas cortas o largas. Y aquí hay claves. Los de cerdas más cortas son para llegar a todas las pestañas y añadir más textura en la punta, mientras que los aplicadores con cerdas largas permiten a su vez peinar y separar las pestañas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *