Colores neutros imprescindibles en tu armario


Si queremos tener en nuestro armario prendas versátiles que podamos utilizar en cualquier ocasión, nada mejor que decantarnos por aquellas de colores neutros, fáciles de combinar con cualquier prenda de otra gama de colores que tengamos en nuestro armario. Estos colores neutros, además, nos permiten, según los combinemos, lucir un look elegante, profesional, desenfadado o sofisticado, por lo que es altamente recomendable disponer de estas prendas en nuestro armario.

Los colores nuestros que más utilizamos son el blanco y el negro, pero no son estos los únicos que entran dentro de esta clasificación, ya que también se incluyen el azul marino, el gris y el beige dentro de la misma.

Sin embargo, a la hora de decidirnos a adquirir una prenda de colores neutros, lo primero que tendremos que determinar es si nos resultan favorecedoras teniendo en cuenta nuestro color de piel y de cabello. Se cree, por ejemplo, que cualquier persona puede vestir de negro o de blanco, pero estos colores se aconsejan principalmente para aquellas mujeres que tengan un color de piel frío. Para saber si tu tono de piel pertenece a este grupo, no tienes más que mirarte la muñeca. Si las venas que aparecen en las muñecas son azules, puedes vestir tranquilamente con prendas negras y blancas.

Si el tono de tu piel es cálido, el blanco y el negro no te favorecerán tanto. En ese caso puedes decantarte por colores como el gris o el azul marino para sustituir al negro o el crema o el beige para utilizarlos en lugar del blanco. De cualquier modo, esto no significa que debas renunciar a prendas de estos colores si te gustan. El truco para que te favorezcan es utilizarlos en las prendas inferiores, como faldas y pantalones, para que no contrasten con el rostro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *