Cómo eliminar el exceso de base de maquillaje


Es habitual que, después de aplicarnos la base de maquillaje, nos demos cuenta de que nos hemos aplicado una cantidad excesiva de la misma. Debido a ello, la capa que cubre nuestro rostro es más gruesa de lo que debería ser y el acabado es de todo menos natural y favorecedor.

Habitualmente lo que hacemos es intentar retirar el exceso con bolas de algodón o con tissues, pero lo único que logramos es empeorarlo, y finalmente nos vemos obligadas a lavarnos la cara y a volver a empezar a maquillarnos, con el consiguiente gasto de tiempo y producto que ello conlleva.

Sin embargo, existe un truco muy sencillo para retirar el exceso de base de maquillaje sin causar un estropicio y logrando un acabado perfecto.

Para ello, sólo tenemos que humedecer ligeramente una esponjilla completamente limpia (la esponja debe estar casi seca) y pasaremos la esponja por todo el rostro, realizando movimientos de arriba abajo, arrastrando así la porción de base sobrante. Eso sí, ten cuidado de no eliminarlo todo y de dejar una capa que dé uniformidad a tu piel.

También suele ocurrir que apliquemos demasiado corrector y demasiado maquillaje en la zona alrededor de los ojos, con la esperanza de disimular así las patas de gallo y disimular esas ojeras y bolsas que nos dan un aspecto cansado. Sin embargo, si aplicamos demasiado, conseguiremos el efecto contrario, y las líneas de expresión serán mucho más visibles.

Cuando nos ocurra esto, retiraremos el exceso de ambos productos con el mismo procedimiento que hemos seguido para la base y, cuando lo hayamos retirado, difuminaremos lo que queda con suaves golpecitos con las yemas de los dedos, para uniformar el producto en la zona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *