Cómo hacer un brushing perfecto


Para muchas mujeres, conseguir un brushing perfecto resulta casi imposible y muchas desisten después de varios intentos. Aunque no es aconsejable realizar el brushing demasiado a menudo, ya que en ese caso dañaríamos el folículo del cabello, si podemos hacerlo de cuando en cuando, siempre que reparemos el pelo después.

Si quieres lograr ese brushing con el que siempre has soñado, sólo tienes que seguir estos pasos:

Comienza lavándote el cabello con un champú y un acondicionador que permitan controlar el frizz pero que al mismo tiempo sean adecuados para tu tipo de cabello. Después, sécate el cabello envolviéndolo con una toalla y dejando que ésta absorba el exceso de agua.

El siguiente paso depende del volumen que quieras darle a tu cabello. Si quieres mucho volumen, para poder trabajar bien el cabello, aplícate un poco de espuma modeladora. Si quieres sólo un poco de volumen, que es lo más habitual, basta con que inclines la cabeza hacia abajo para comenzar a hacer el brushing.

Separa el cabello en capas para hacer el brushing. Si te resulta muy complicado, sepáralo sólo en dos capas, una más superficial y otra más profunda. Con el secador, elimina toda la humedad de la parte interior del cabello, cuidando siempre de para si notas que se calienta demasiado o si huele a quemado.

Para la capa más exterior del cabello, utiliza un cepillo redondo para darle más volumen. Debes prestar atención sobre todo a los mechones que enmarcan tu rostro, para lograr la forma más adecuada según la forma de éste. Ten cuidado de no quemarte al darles forma, ya que hay menos cabello y la piel de esta zona es más sensible.

Finalmente, termina dándote una pasado por todo el cabello con el secador en frío para sellar la cutícula.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.