Cómo lograr unas cejas seductoras


Definir y dibujar nuestras cejas puede aportar un gran atractivo a nuestro rostro, un toque de misterio o incluso de picardía, ya que, al enmarcar los ojos, forman parte muy importante de nuestra expresión y de la imagen que queremos transmitir. Por ello, si queremos lucir absolutamente atractivas y seductoras deberemos definir y maquillar nuestras cejas, consiguiendo con ello un look espectacular.

Es muy importante, a la hora de hacerlo, que no intentes imitar las cejas de nadie, ni siquiera las de tu actriz favorita. Tus cejas están dibujadas por la estructura de tu rostro, y por ello debes, al depilarlas, seguir su línea natural. De lo contrario, el resultado sería una expresión artificial.

Para no depilarlas en exceso ni desdibujarlas, lo mejor es utilizar las pinzas, sobre todo las primeras veces. Cuando ya tengas muy claro su diseño puedes utilizar la cera, aunque debes tener en cuenta que los tirones de la cera pueden adelantar la caída natural del vello de la ceja.

Dibujar tus cejas perfectamente es muy sencillo. Sólo debes coger un lápiz y colocarlo en el extremo de tu nariz y dirigirlo al interior del ojo. Ése es el punto donde debe comenzar el vello. A continuación, sitúa uno de los extremos del lápiz en el centro del labio, de forma que pase por el centro del iris y llegue hasta la ceja. Con ello habrás determinado el punto más alto del arco natural de la ceja. Ya sólo te queda colocar un lápiz desde el centro del labio hasta el exterior del ojo, y será ahí donde tiene terminar la ceja.

Si tus cejas no son muy pobladas, puedes rellenarlas con un delineador del tono más parecido al del color natural de tu cabello. Si son rebeldes, puedes aplicar un poco de fijador en el cepillo de cejas y peinarlas hasta lograr la forma que desees.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *