Cómo mantener la postura correcta


Para ser elegantes y lograr que cualquier prenda que vistamos nos quede bien y luzcamos guapas con ella es importante mantener una buena postura tanto mientras andamos como cuando estamos de pie y sentadas. Aunque si no tenemos la costumbre nos costará un poco tener una postura correcta, aquí te dejamos una serie de trucos que te facilitarán mucho la tarea, y lograrán que te sientas más elegante y femenina.

Mírate en un espejo: Igual que las bailarinas corrigen su postura al bailar en el espejo, haz tú lo mismo. Si tienes un espejo grande que te permita observarte mientras andas, mejor. Así comprobarás si vas exageradamente recta o si por el contrario caminas muy encorvada, si tus pasos son demasiado grandes o si mueves los brazos exageradamente.

Cuando estés sentada no cruces las piernas. Seguramente es lo que más nos cuesta, ya que nos resulta una postura muy cómoda, pero al cruzar las piernas se pierde la alineación natural de la espalda.

Si no puedes evitarlo, crúzalas por la rodilla, nunca apoyando el tobillo de una sobre la rodilla de la otra.

Aprieta el estómago al andar. Si nuestros abdominales están laxos, tendremos más tripa y nos encorvaremos por la zona lumbar. Para evitar esto aprieta el estómago. Haciéndolo, además, tu columna se estira inmediatamente, con lo que parecerás más estilizada y alta.

No apoyes los brazos ni los codos sobre la mesa al comer. Cuando hacemos esto inmediatamente encorvamos la espalda y los hombros, en una postura nada elegante. Apoya los antebrazos sobre la mesa y pégate al respaldo del asiento.

– Cuando camines controla en lo posible tus espalda, de forma que tus hombres estén siempre alineados con el resto del cuerpo, no echados para adelante y tu cabeza en alto, estilizando y alargando el cuello, sin forzar la postura.

Consejos,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *