Cómo ondular el cabello con horquillas


Si tenemos el pelo liso y queremos hacer un cambio de look y vernos diferentes, nada mejor que rizarnos el cabello o bien ondularlo suavemente, para lo cual solemos utilizar las pinzas que, aunque nos permiten rizar el cabello en segundos, si las utilizamos con demasiada frecuencia, pueden terminar por dañarnos el cabello. Esto no significa que no podamos utilizar nunca las tenacillas, pero sí podemos alternarlas con otros métodos más naturales para rizar el cabello y, de ese modo, protegerlo y mantenerlo más bonito y saludable.

Para lograr esto, puedes utilizar unas simples horquillas. Comienza lavando y acondicionando tu cabello, dejándolo que se seque pero no del todo, porque para trabajar con él deberá estar un poco húmedo.

A continuación, para facilitar la tarea, divide el cabello en mechones con un peine. Los mechones no deben ser muy anchos, sino un poco más estrechos de las pinzas u horquillas que vayas a utilizar para realizar el ondulado.

Coge un mechón y péinalo para asegurarte de que no tiene ningún enredón. Si encuentras alguno, deshazlo sujetando el cabello inmediatamente antes del nudo y peinándolo, sin tirar para no romper el cabello. Enrolla el mechón entonces alrededor de tu dedo, empezando por las puntas y siempre en el sentido de las agujas del reloj. Cuando esté completamente enrollado alrededor de tu dedo, apóyalo contra el cuero cabelludo, de forma que mantenga la forma circular.

Sujétalo entonces con una o dos horquillas y repite el proceso con todo el cabello.

Deja entonces que se seque por completo antes de quitar tus horquillas. Cuanto más duradero quieras el rizo, más tiempo debes mantenerlas. Retíralas del cabello una a una y utiliza los dedos para separar con cuidado los rizos del cuero cabello, dejando que se mezclen entre sí, para que tu melena quede natural. Para terminar, fíjalos con un poco de laca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *