Cómo reducir el enrojecimiento de la piel

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Uno de los efectos que el frío tiene sobre nuestra piel el enrojecimiento derivado del mismo, que hace que nuestro rostro no se vea tan bello como a nosotras nos gustaría. Como pasarnos el día con el pasamontañas puesto no es una opción, lo mejor es seguir una serie de consejos que nos ayuden a eliminar dicho enrojecimiento y mantener nuestro aspecto en perfecto estado.

Uno de los trucos es tener siempre en el bolso un corrector verde, que además no sólo te ayudará a ocultar el enrojecimiento, sino también las espinillas que se hayan vuelto rojizas y otras pequeñas irritaciones que hayan podido aparecer en tu rostro. Aplícalo sobre la zona donde haya aparecido la rojez y después difumínalo perfectamente para evitar que tu rostro quede a manchas verdes. Para terminar, nada mejor que un poquito de maquillaje en polvo y tu rostro quedará perfecto.

Si nuestro rostro tiende a enrojecer de forma continua a la hora de maquillarnos deberemos evitar los tonos rosas, rojos y aquellos que pertenezcan a la gama de los ciruelas o violeta, ya que resaltarán aún más el rojo de nuestro rostro. Lo mejor es elegir tonos neutros como el gris o el azul marino y dar un toque final con polvos translúcidos a las zonas donde las rojeces sean más pronunciadas.

También podemos realizar una loción que nos ayude a calmar la piel evitando que enrojezca fácilmente. Para ello sólo necesitamos dos o tres hojas de lechuga y un cuarto de litro de agua. Sólo deberemos hervir la lechuga en el agua durante cinco minutos, colar la preparación y dejarla enfriar a temperatura ambiente. Cuando esté templada, la aplicaremos con una grasa o algodón sobre las zonas de piel enrojecida. Esta loción también nos va a ayudar a combatir los puntos negros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *