Cómo usar la laca para el pelo

chica poniendose laca
Tanto si tienes el pelo liso como rizado seguro que alguna vez has tenido que recurrir a la laca para fijar tu peinado. Este producto se ha posicionado como uno de los básicos para que no se nos mueva un pelo y los factores externos como el viento no estropeen el peinado.

A veces la laca no se usa adecuadamente y tiende a dejar el cabello acartonado, estropajoso y más seco de lo habitual. ¿Sabes cómo utilizarla para que un peinado quede precioso y no se estropee el pelo?

Separación de 25 centímetros

Hay que tener cuidado al elegir la laca para el pelo. No todas nos sirven de igual manera. Por ejemplo, en el supermercado encontrarás desde sprays e fijación suave, que mantienen el movimiento natural del cabello hasta aquellos más fuertes que sirven para que no se te mueva ni un pelo. Todo depende del grosor de tu cabello y de para qué evento necesites usar la laca. No es lo mismo que te vayas a casar que acudas a la oficina un día normal.

Antes de comenzar a aplicar la laca has de pulverizarla primero al aire. Este movimiento te servirá para comprobar que la boquilla no está obstruida y que sale bien el gas. En el supuesto de que la boquilla esté obstruida, sumerge el orificio en agua caliente para desatascarlo.

oeinado
A continuación podrás aplicar el producto directamente sobre el cabello, pero para que el pelo no se te quede apelmazado es recomendable que el bote de laca se encuentre a unos 25 centímetros de distancia de la cabeza. Aplica en todo momento el producto con movimientos circulares, así te asegurarás de que la laca se esparce bien por el cabello.

Y si lo que deseas es un cabello con mucho volumen, lo mejor es que te pongas la laca con la cabeza boca abajo. Si la aplicas desde la raíz a las puntas y dejas un ratito así el pelo conseguirás el efecto que buscas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *