Consejos para conservar el esmalte de uñas

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Te has limado las uñas, las has cortado para que queden perfectas, has repasado tus cutículas, pero cuando vas a aplicarte tu esmalte de uñas preferido, ese que hace que tus manos luzcan perfectas, te das cuenta de que está seco y de que es imposible utilizarlo porque se queda apelmazado y lleno de grumos cuando lo intentas extender. Para que esto no te vuelva a ocurrir, te aconsejamos sobre cuál es la mejor manera de conservar el esmalte de uñas:

En primer lugar, debemos tener cuidado de que no estén expuestos al calor. Puedes guardarlos en un lugar fresco en la casa pero en verano lo mejor es meterlos en la nevera, ya que el calor estropea los esmaltes, sobre todo los que no son de muy buena calidad.

Para que la tapa no se pegue al frasco por efecto del frío, lo mejor es poner un poquito de vaselina en el borde, para que puedas abrirlo después con facilidad.

Para evitar que se formen grumos, aunque no los utilicemos deberemos moverlos de tanto en tanto. Basta agitarlos un poco y devolverlos al lugar donde los tenemos guardados. De ese modo su textura será perfecta.

Si dejamos mucho tiempo el esmalte en la nevera, por mucho que lo cuidemos, terminará lleno de grumos. Si esto sucede, para licuarlo de nuevo lo mejor es ponerlo dentro de un cazo con agua y calentar el agua al mínimo, sin que llegue a hervir. Deberemos comprobar de tanto en tanto si el producto se ha licuado ya.

Si está muy reseco, puedes probar a añadir unas gotas de alcohol, pero nunca superes 1/5 del envase, ya que se diluirá demasiado. Ya sólo te queda cerrar el esmalte y agitarlo para que se mezcle bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *