Consejos para reducir los brillos en la cara

brillos cara
Uno de los problemas que tienen muchas mujeres es que tienen brillos en la cara, algo que es muy típico de las pieles grasas y mixtas. Realmente es un problema porque cuesta mucho mantener el rostro en perfecto estado y sin que sea brillante. Pero no todo está perdido. Con unos consejos se puede conseguir tener una cara radiante y fresca sin temor a que aparezcan los brillos.

Consejos

En este tipo de pieles es muy importante extremar los cuidados porque, además, pueden producirse otra serie de problemas como los poros o bien conseguir el efecto contrario y que aparezca más grasa en la piel. Para ello es vital utilizar productos específicos para este tipo de pieles, siendo necesario que todos ellos estén libres de aceite. Una composición que, igualmente, se tiene que buscar en el resto de cosméticos que se empleen como es el maquillaje, la BB Cream…

En relación a la limpieza, hay que realizarla dos veces al día: una por la mañana y otra por la noche para contribuir a eliminar los excesos de grasa. Al tener que repetir este proceso todos los días, hay que optar también por productos que sean suaves para que no se produzca ese efecto rebote o se reseque en exceso la piel.

brillos cara
La exfoliación igualmente es clave en estos casos, teniendo que hacerla una vez a la semana, así como las mascarillas entre las que puedes optar por las matificantes y por aquellas que son astrigentes, contribuyendo a evitar ese exceso de grasa.

La hidratación de la piel tampoco se puede obviar. Es conveniente, en algunos casos, aplicar dos tipos de crema. De esta manera, se usaría una específica para la zona T, que es donde más se concentra la grasa, mientras que otra sería para pieles normales y se extendería por el resto del rostro, ya que es habitual que en las pieles mixtas se reseque más la zona de los pómulos.

Si con todo esto no es suficiente, aún tienes más soluciones como comprar los papelillos que son específicos para quitar brillos y que puedes ir aplicando de forma periódica a lo largo del día, por ejemplo, cuando hagas una pausa para ir a desayunar o bien vayas al servicio. La ventaja es que pueden utilizarse aunque lleves maquillaje que, como hemos comentado anteriormente, tiene que estar libre de aceites y, a ser posible, debe ser matificante.

Y, por supuesto, vigila la alimentación y no ingieras productos grasos porque contribuyen a aumentar los problemas de las pieles mixtas y grasas.

Consejos, Rostro,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *