Consejos para tener una mirada más descansada y sin arrugas

trucos-contorno-ojos
Siempre se dice que los ojos son el espejo del alma. Y la verdad es que algo de cierto hay en este dicho popular porque son una de las zonas del rostro que más acusan el cansancio, el paso del tiempo… Por ello requiere de unos cuidados específicos que van más allá de aplicar una crema para el contorno de ojos. Con unos trucos de belleza podrás tener una mirada mucho más relajada y descansada y prevenir las arrugas.

Cosmética

Las cremas son buenas aliadas para conseguir estos efectos. Sin embargo, muchas veces no se aprovecha todo su potencial porque no suelen aplicarse bien, sobre todo, en la zona del contorno de ojos, que se caracteriza por tener una piel más fina.

Por este motivo, esta crema tiene que aplicarse poniendo pequeñas cantidades –como puntitos-, a lo largo del contorno de ojos por la parte de abajo. Estos puntos se tienen que extender haciendo un pequeño tecleo con los dedos de las manos, que debe comprender también el arco de la ceja y la zona de las ojeras. Nunca hay que frotar ni estirar la piel.

Plantas

Además de las cremas, también las plantas son de gran utilidad como es el caso de la hammamelis. Con ella se puede preparar una infusión a la que hay que añadir menta y salvia. Una preparación que se debe dejar reposar de uno a tres días para después aplicarla sobre la zona con un suave masaje circular en las sienes, pero sin presionar la piel. De esta manera, se fortalece la musculatura de la zona y la piel está más fresca y joven.

trucos-contorno-ojos

Masajes

Los masajes en la zona son positivos, sobre todo, para combatir las patas de gallo. Un truco es pellizcar ligeramente la piel con los dedos pulgar e índice de forma perpendicular a la arruga. Además, para relajar los músculos, el pellizco puede hacerse en las cejas desde dentro hacia fuera, pero sin presionar mucho.

Ejercicios

La gimnasia facial es otra de las herramientas que tenemos a nuestra disposición para estar más guapas. Para plantar cara a las patas de gallo, un buen ejercicio es cerrar los ojos y mantener los párpados un poco apretados durante unos segundos para fortalecer la musculatura de la zona.

En el caso de que se quiera relajar la mirada, se puede presionar durante unos tres segundos con el dedo corazón en el extremo del interior de las cejas, es decir sobre el tabique nasal, para luego desplazar el dedo hacia la otra ceja.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *