Consejos para unas cejas perfectas

cejas-perfectas
Las cejas cada vez están adquiriendo más importancia en el rostro de la mujer, ya que son las responsables de enmarcar la mirada. Tenerlas perfectas y naturales no es misión imposible con una serie de consejos muy sencillos, incluso aunque a lo largo de los años las hayas depilado en exceso o su forma no sea la más adecuada, entre otros problemas.

Las claves

Uno de los consejos fundamentales para tener unas cejas perfectas es fortalecer su pelo. Este objetivo se consigue aplicando todas las semanas -con una vez puede ser suficiente-, unas gotas de aceite de ricino o de oliva, ya que son de gran ayuda para que el vello crezca con más fortaleza y cuerpo y las cejas se vean un poco más densas.

La forma de las cejas es otra de las claves básicas. Lo mejor en estos casos es ponerse en manos de especialistas para que hagan un buen diseño o redefinición en función de los rasgos del rostro, la forma de la frente, el tamaño de la cara y la nariz, entre otros aspectos. Además, ellos pueden corregir o bien disimular algunas imperfecciones que se hayan podido cometer al depilarlas por moda, por exceso o defecto por ejemplo.

cejas-perfectas
Para conseguir unas cejas perfectas y con un resultado natural, como ahora se aconseja lucirlas, es importante no tatuarlas, aunque se tenga poco pelo porque el resultado es muy artificial. Aparte no hay que caer en el error de eliminar el poco vello para sustituirlo por un tatuaje porque las cejas, aunque estén poco pobladas, tienen su función en el cuerpo. Y no es otra que la de proteger los ojos.

Es mejor optar por definirlas con la ayuda del maquillaje haciendo uso de lápices o de sombras específicas, que cada vez más firmas están lanzando. También, según las necesidades, se pueden combinar ambos cosméticos. De este modo, es posible modificar su forma, hacerlas más densas… pero con un efecto mucho más natural y bello. La clave está en emplear un color que sea un tono más claro que el pelo y olvidarse del negro, tonalidad esta última que nunca debe emplearse aunque se sea morena porque endurece mucho el rostro y resulta poco femenino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *