Cremas reductoras caseras

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Solemos preocuparnos por nuestro peso y siempre intentamos utilizar los mejores productos reductores, combinándolos con una dieta equilibrada y ejercicio. Pero, a veces, los mejores productos no son los que encontramos en las estanterías de las farmacias o de nuestras tiendas habituales.

Las cremas reductoras no obran milagros pero sí que nos ayudan a mantener nuestro cuerpo moldeado y la grasa a raya. Hoy os traigo algunas de las mejores cremas reductoras caseras, fáciles de hacer y mucho más económicas que las de venta al público.

Remedios caseros y efectivos

Las cremas reductoras suelen poseer activos quemagrasas, como la cafeína, que lo que hacen es comerse ese exceso de grasa que a veces acumulamos en zonas concretas como el vientre o los muslos y que, no nos vamos a engañar, a ninguna nos gusta.


Como siempre os recuerdo, es muy importante que este proceso sea un complemento de una dieta saludable acompañada de ejercicio. Pero, si ya estáis cansadas de gastaros mucho dinero para ver resultados justos, tomad nota de estas recetas. Necesitaréis una crema corporal de cualquier marca bastante espesa y añadirle una cucharada de yodo blanco. Aplicadla antes de ir a dormir y poneos una faja o envolveos en papel film.

Otra receta con ingredientes naturales mezcla dos puñados de salvia, dos de eucalipto, el zumo de un limón y una cucharada de aceite de oliva virgen. Dejadlo reposar unos diez días y, cuando hayan pasado, colad la mezcla y, después de un baño caliente, masajead las zonas que queráis tratar con la mezcla. Los resultados os sorprenderán y la espera merecerá la pena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *