Cuidado de las uñas según su forma


Tener las uñas bonitas le da un plus de belleza a tus manos, pero para lograrlo debes estar pendiente de ellas, cuidándolas para que no se ensucien, se rompan y, sobre todo, no mordiéndotelas, ya que con este hábito, además de ser antiestético, te estropeas tanto las uñas como los dientes.

Cuidar las uñas es muy sencillo, pero a la hora de hacerlo deberemos tener en cuenta el tipo de uñas que tenemos, ya que cada una necesita un cuidado especial dependiendo de su forma, como te mostramos a continuación:

– Si tus uñas son alargadas y en forma de almendra, debes limar la uña según su forma, limándolas para dejarlas ovaladas, pero cuidando de no limarlas demasiado y no dejarlas demasiado estrechas.

– Si son cortas y anchas, no las debes limar a ras del nacimiento, ya que harán que tus dedos parezcan cortos y gruesos. Lo mejor es darles una forma ovalada intentando alargarlas lo más posible.

Cuando te las pintes, no rellenes toda la uña con la laca de uñas, sino deja los bordes de los lados sin pintar (sutilmente, para que no se note), con lo cual se alargarán ópticamente tus uñas.

– Si tienes las uñas redondeadas, el objetivo debes también dejarlas ovaladas, pero puedes limar un poco los lados, de forma que se vean más estrechas y después darles forma ovalada.

– Si tus uñas son demasiado duras, debes hidratarlas continuamente, porque la dureza es un signo de resequedad. No te olvides de ponerte crema hidratante en las uñas por la noche antes de dormir.

– Si son muy débiles y se doblar con facilidad, debes reforzarlas, bien con tratamientos naturales o bien con sérums que vas a poder encontrar en cualquier tienda de belleza.

– Si tienen surcos transversales, suelen se producidos por los detergentes y otros productos químicos, así que debes utilizar guantes cuando los utilices o manipules.

Manos, Uñas,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *