Cuidado de los labios agrietados


En todas las épocas del año nuestros labios son susceptibles de agrietarse, pero esto suele ocurrir sobre todo en invierno. El frío y el viento dañan con facilidad la sensible piel de los labios y, si no los protegemos como es adecuado, corremos el riesgo de que se resequen, se agrieten y, en caso en los que las grietas son muy profundas, incluso sangren y provoquen pequeño dolor. Además, aunque no lleguen a agrietarse, pueden llenarse de pielecitas que nos impiden lucir unos labios radiantes como a nosotras nos gusta.

Si en tus labios han hecho aparición las pielecitas, la mejor manera de hacerlas desaparecer es exfoliándolos, para lo cual puedes utilizar azúcar o uno de los muchos exfoliantes de labios que vas a encontrar en el mercado.

Sin embargo, si tus labios ya presentan grietas, lo mejor es exfoliarlos con yogur, aplicándolo en los labios y dejándolo actuar durante unos minutos. El yogur los exfoliará y calmará la irritación. A continuación hidrata los labios y ya estarán protegidos.

A continuación te presentamos algunos remedios para terminar con los labios agrietados:

Pomada de aceite de almendras: Necesitarás aceite de almendras y cera virgen de abejas. Pon la cera a derretir al baño María y después añade el aceite. A continuación espera hasta que la mezcla se enfríe y finalmente aplícatela en los labios antes al acostarte y después de levantarte. Comprobarás, como día a día, las grietas se reducen y tus labios se mantienen hidratados.

Aloe vera: Un remedio muy eficaz para los labios agrietados es cortar un trocito de planta de aloe vera, lavarla bien y aplicar la savia sobre los labios cuando estén severamente agrietados. El aloe vera ayudará a cicatrizar los labios y a regenerar el tejido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *