Cuidados clave para el cabello coloreado

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

consejos-cabello-coloreado
El cabello siempre necesita cuidados, pero máxime cuando se lleva teñido, se han hecho mechas, dado reflejos… porque es muy importante mantener el color perfecto y que no se vaya deteriorando con el paso de los días hasta que se hagan los pertinentes retoques. Unos cuidados que no son solo para el verano, para protegerlo de la exposición de los rayos solares, sino que se deben proporcionar durante todo el año.

Los consejos

Una de las principales claves para tener el pelo coloreado bien cuidado y mantener su color es utilizar champús específicos porque el tono va desapareciendo conforme se va lavando. Sin embargo, con estos productos se pueden prolongar los pigmentos de color para que permanezcan intactos durante más tiempo.

También es muy importante prestar atención a que los productos que se empleen para el cabello, aparte de ser específicos para pelo coloreado, lleven protección solar para protegerlo de los rayos del sol. Una medida que es fundamental, aunque no sea verano, porque en el invierno y cuando se va por la calle se está igualmente expuesta a la radiación solar.

consejos-cabello-coloreado
La hidratación es otro de los cuidados clave, siendo conveniente utilizar productos hidratantes que permitan sellar las cutículas y que en su formulación incluyan componentes naturales como las aguas florales o la manteca de karité por sus buenas propiedades para proteger el cabello y hacer más duradero su color. Aparte de la hidratación, tampoco hay que olvidarse de utilizar sérums y mascarillas que tengan poder nutritivo.

Sanear el cabello o cortar las puntas es fundamental porque el color dura más tiempo intacto si el pelo está sano, puesto que se parte de una mejor base. Y cuidado con su secado. No es conveniente abusar del secador de pelo, planchas, tenacillas… porque modifican la estructura del pelo y se producen daños, que repercuten de forma negativa en el color. Siempre que se pueda, es mejor dejarlo secar al aire. Si no queda más remedio y no es posible hacerlo de forma natural, la opción más recomendable es utilizar protectores térmicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *