Cuidados del pelo rizado


Cuando tenemos el pelo rizado no siempre resulta sencillo mantenerlo sano, brillante y luminoso. Muy al contrario, es muy fácil que se reseque y se vuelva quebradizo, especialmente debido a que la secreción de las glándulas sebáceas del cuero cabelludo no llegan a todo el cabello y las cutículas están más abiertas, por lo que las puntas se abren con mayor facilidad que en el caso del pelo liso, dándole un aspecto más mate y estropeado.

Sin embargo, podemos mantenerlo bonito y brillante proporcionándole una serie de cuidados:

– Antes de lavarlo es aconsejable que lo peines para de ese modo distribuir la grasa natural a lo largo de todo el cabello, lo que le conferirá mayor protección y resistencia. No olvides humedecerlo antes de peinarlo, para no estropear los rizos. Lo más aconsejable es utilizar un peine de cerdas anchas y naturales.

– Elige un champú con PH equilibrado y lávalo siempre con suavidad, sin dar tirones ni restregar demasiado, ya que el cabello rizado se rompe con más facilidad que el liso. No olvides aclararlo bien para eliminar cualquier residuo de champú o acondicionador y terminar con agua fría para desenredarlo con mayor facilidad

– Para evitar la sequedad, cuando te lo laves debes utilizar acondicionadores con gran poder hidratante. Al aplicar el acondicionador déjalo más tiempo del habitual para que penetre bien en todo el cabello y no olvides aplicarte una mascarilla nutritiva e hidratante al menos dos veces por semana, dependiendo de tu tipo de cabello. Están especialmente indicados los acondicionadores a base de aceite de almendras o de jojoba.

– Si puedes, evita el secador para secarlo y sécalo al aire. Si no es posible, no olvides aplicar un protector térmico al cabello antes de secarlo para evitar que se reseque demasiado.

Cabello, Consejos,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *