Cuidados diarios para el cutis graso


Uno de los tipos de cutis que más cuesta mantener con buen aspecto es el cutis graso. Las espinillas, los puntos negros, los poros dilatados o los brillos cuando nos maquillamos son problemas con los que nos encontramos a diario si tenemos este tipo de cutis, y que pueden llegar a desesperarnos porque a veces se convierte en una batalla que parece que no podemos ganar.

Existen muchos productos en el mercado que nos van a ayudar a tratar estas imperfecciones, pero, sin duda, una de las mejores maneras para mantener un cutis graso lo más atractivo y sano posible es mantener unos cuidados diarios que nos ayuden a regular la producción de grasa y a evitar la obstrucción de los poros.

Para ellos es imprescindible que realices la limpieza del mismo por la mañana y por la noche, aunque haya ocasiones en las que no tengas mucho tiempo o te dé pereza.

La limpieza de la mañana te servirá para eliminar los residuos que se han acumulado durante la noche y la de la noche a eliminar toda la suciedad y los restos de maquillaje que se acumulan sobre el rostro y que a la larga terminan obstruyendo los poros, dilatándolos y con la aparición de espinillas.

No utilices productos demasiado astringentes para ello. Lo mejor es utilizar un limpiador en formato gel o en espuma, aplicarlo por todo el rostro y la parte del mentón, insistiendo sobre todo en las aletas de la nariz y en la barbilla, que son las zonas donde, si te fijas, se acumula más grasa y suelen estar los poros más dilatados. A continuación aplica un tónico para pieles grasas y para terminar una crema hidratante específica.

Una vez a la semana puedes aplicarte una mascarilla de arcilla, que te ayudará a eliminar toxinas y a dejar tu cutis radiante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *