Cuidados para el cabello fino


Cada tipo de cabello, sea mixto, normal, graso o seco, necesita unos cuidados específicos para mantenerse bonito y saludable. Sea cual sea nuestro tipo de cabello, si además lo tenemos fino, deberemos aplicarle unos cuidados adicionales, debido a la fragilidad de este tipo de pelo.

Su escaso volumen (su diámetro es aproximadamente un 20% menor que el de un cabello normal) hace que se vea afectado fácilmente tanto por las agresiones externas como por los tintes y otros tratamientos químicos. Además, se apelmaza con mucha facilidad y pierde volumen, por lo que resulta casi imposible mantener un peinado por mucho tiempo que nos hayamos pasado delante del espejo armadas con el secador. Por ello deberemos seguir una serie de pautas para lograr mantenerlo sano, brillante y bonito:

Cuando nos lo lavemos, no deberemos aplicar directamente el champú sobre el cabello, sino sobre la mano, frotarlo con ambas manos para emulsionarlo y de este modo aplicarlo con suavidad al cabello, para evitar romperlo. Al aclararlo, deberemos asegurarnos de que no queda ningún resto de champú o crema acondicionadora, para permitir una buena irrigación del cuero cabelludo.

Al secarlo no deberemos frotar con fuerza para eliminar la humedad, ni envolverlo en una toalla y retorcerlo. La mejor forma de eliminar la humedad es presionando el cabello desde la raíz a las puntas con las manos y, siempre que sea posible, dejarlo secar al aire.

A la hora de peinarlo, lo mejor es elegir un peinado a capas, ya que proporciona volumen y movilidad a este tipo de cabello, haciendo así que sea mucho más fácil mantener el peinado. Si decides ayudarte usando lacas, geles o espumas, debes utilizar una cantidad pequeña, para evitar que el cabello pese demasiado, lo cual haría que se pegara a la cabeza, perdiendo todo su volumen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *