Cuidar las cutículas

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Demasiado gruesas, secas, peladas… las cutículas son muy importantes para mantener la belleza necesaria de nuestras manos. Son capas de piel que mantiene sellada la unión entre la uñas y el dedo. Gracias a ellas no se cogen infecciones en esa zona. Aunque tu manicura semanal te la realice un especialista recuerda que tú debes mantenerlas perfectas durante la semana.


Para mejorar tus cutículas necesitarás un corta-cutículas que te ayude de manera indolora a quitar el grosor que te sobra. Cuando lo utilices ten cuidado, ya que este tipo de instrumentos corta mucho aunque no lo parezca. Primero debes intentar coger práctica, veras como poco a poco te haces una experta. Si no te atreves a utilizarlo o en realidad no te hace falta cortar nada de piel, céntrate en mantener el buen estado de tus cutículas. Puedes realizar lo siguiente:

Lava tus manos y seca bien las uñas.
Hidrata bien la zona de las cutículas.
– Con un cepillo de uñas “lima” suavemente la zona realizando pequeños círculos. Céntrate más en la zona de las esquinas de las uñas.
– Deja descansar unos 30 segundos la piel y aplícate tu exfoliante especial de manos. No realices este proceso de forma brusca.
– Lava la zona y retira por completo el exfoliante.
– Vuelve a secar bien las manos y en especial las uñas.

Si necesitas moverlas no utilices la pinta de cualquier cosa que cojas por tu casa. Trátalas bien y muévelas con los palitos especiales de naranjo que encontrarás en cualquier tienda especializada.

Cosmética, Uñas,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *