Cura de urgencia para manos y uñas

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0

cuidados manos
En más de una ocasión ya hemos hablado de la importancia de proteger las manos y las uñas en invierno, ya que es una época del año en la que precisan de cuidados más específicos e intensos. Además de poner crema periódicamente durante el día, utilizar guantes cuando se sale a la calle y llevar siempre las uñas arregladas, hay otros consejos y pautas que te pueden ayudar a que siempre las manos y las uñas estén perfectas y no se resientan por el frío.

Cuidados

En concreto, hay que extremar la atención de las manos y las uñas si éstas siempre se llevan pintadas, aparecen padrastros con mucha frecuencia, se opta por llevar uñas postizas o esculpidas –con independencia de que sean de gel o acrílicas-, y se emplean quitaesmaltes con acetona que son más dañinos. No obstante, la alerta puede venir ante cualquier síntoma que percibas en las manos, incluida la sequedad.

En todos estos casos, es el momento de pasar a la acción de una forma más intensa. El primer paso es hacer una exfoliación. Para ello, puedes utilizar la misma crema que empleas para exfoliar el rostro, ya que la piel de las manos es más suave que la del cuerpo y por lo tanto precisa de productos que también lo sean. De esta manera, el objetivo que se consigue es eliminar las células muertas.

cuidados manos
También en las manos, hay que hacer mascarillas. No es algo exclusivo de la cara o el pelo. En esta ocasión, es mejor optar por aquellas que son nutritivas y contribuyen a nutrir y regenerar la piel. Su aplicación es como el resto, aunque aquí la particularidad es que hay que ponerse unos guantes después, que sean de algodón, y esperar unos 15 minutos mientras actúa el producto. Dentro de las tiendas de cosmética o de belleza, tienes varias marcas y de diferentes precios que comercializan mascarillas específicas para manos.

Y, finalmente, hay que atajar el problema de las cutículas para suavizarlas y nutrir aún más esa zona y las uñas. Lo más aconsejable es emplear productos que tengan aceite en su composición. De este modo, puedes comprar uno que sea específico para esta parte del cuerpo, aunque si no quieres gastar, se consigue también un buen resultado con el aceite corporal. Y, ¿cómo lo aplicas? Muy sencillo. Pones un par de gotas y masajeas hasta que se absorba. Ya verás como notarás la diferencia y tendrás las manos como nuevas.

Consejos, Manos,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *