Depila tus cejas según la forma de tu rostro


Sin duda uno de los rasgos más destacados de nuestro rostro son las cejas, que enmarcan nuestros ojos y nos ayudan a dotarle de mayor o menor expresividad y belleza. Desafortunadamente son pocas las mujeres que tienen unas cejas perfectas sin necesidad de depilarse, y la mayoría de nosotras tenemos que pasar por ese ritual de forma habitual. Si queremos conseguir que nuestras cejas sean el complemento perfecto para nuestro rostro, deberemos depilarlas atendiendo a la forma de éste.

Según los expertos las cejas deben comenzar a la altura del lacrimal y deben terminar a la altura del final de las pestañas del lado opuesto, además de quedar levemente arqueadas, aunque ello dependerá en gran medida de la forma del rostro.

Si tenemos el rostro redondo, lo mejor es depilar las cejas para que queden ligeramente ascendentes, tipo oriental, para alargar la forma del rostro, pero ten cuidado de que no sean excesivamente ascendentes.

Si nuestro rostro es pequeño, nos depilaremos las cejas de forma que queden poco pobladas y finas, con lo cual nuestros ojos resaltarán más y parecerá que nuestro rostro es más grande. No las depiles excesivamente. Si tienes unas cejas muy rebeldes, de las que se despeinan a la mínima y que te cuesta tener en perfecto estado, lo mejor es aplicar un poco de fijador para evitar que se despeinen y parezcan más grandes.

Si tu rostro es cuadrado, elige las cejas triangulares, que darán un extra de armonía a tu rostro.

Si por el contrario tu rostro es muy alargado, lo mejor es dar a tus cejas una forma recta cuando las depiles. De ese modo, dará la sensación de que tu rostro se acorta, logrando una figura más ovalada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *