Desodorantes naturales


En verano, debido al calor, aumenta la sudoración, lo que puede producir irritación en ciertas partes del cuerpo como las axilas, haciendo casi imposible el uso de desodorantes comerciales. Sin embargo, esto no significa que tengas que renunciar a los desodorantes, y menos en la época veraniega. Existen muchas plantes que tienen propiedades fungicidas y antibacterianas que eliminan los microorganismo que producen el mal olor, y utilizándolas se pueden lograr muy buenos resultados. Si quieres probarlas, aquí te presentamos algunas alternativas naturales a los desodorantes comerciales:

Bicarbonato de sodio. Neutraliza el mal olor y es uno de los desodorantes naturales más potentes que existen. Para utilizarlo sólo tienes que ponerlo directamente en las axilas. El único inconveniente que tiene es que las dejará blancas. Si quieres, puedes aromatizarlo mezclándolo con unas gotas de aceite esencial de lavanda o árbol de té.

Salvia. Te ayuda a reducir la sudoración en exceso. Para beneficiarte de sus propiedades, prepara una infusión que contenga una cucharadita de la planta seca por cada vaso de agua y tómate unas dos tazas al día.

Rábano. Otro buen desodorante natural. Sólo tienes que extraer el jugo de un kilo de rábanos y guardarlo en la nevera. Aplícalo en las axilas después de bañarte o ducharte.

Vinagre de manzana. Utiliza una gasa para aplicártelo en las axilas. No te irritará a menos que tengas cortes o roces producidos por la depilación.

Witch hazel. Conocido también como avellano de bruja, barbas de bruja, agua de hamamelis y otros. Es como un alcohol pero no irrita tanto. Sólo tienes que poner un poco en un algodón y frotarlo por las axilas, con lo que conseguirás una protección permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *