Dientes negros


Una sonrisa perfecta es el sueño de millones de personas. Por desgracia, muy pocos de nosotros conseguimos mantener todas esas manchas que nos salen en los dientes al margen de nuestra sonrisa. Estéticamente, casi no hay nada peor que tener los dientes negros. Algunas personas terminan con los dientes así por diferentes razones.

Una de estas razones es la mala higiene oral. En el acelerado mundo en el que vivimos, el mantenimiento de la salud dental y la higiene ha tomado un segundo plano nada positivo. La gente no se cepilla los dientes regularmente y retrasa la visita al dentista hasta que el dolor de muelas se convierte en algo insoportable. Cuando no mantenemos nuestra higiene bucal, se tiende a acumular placa y sarro.

La ingesta de café y bebidas de colores, hacen que los restos se depositen en los dientes y que estos, poco a poco, adquieran un color negruzco. El tratamiento para esta condición es simple: cepillarse los dientes dos veces al día y visitar al odontólogo al menos una vez cada seis meses. La segunda causa común del color negro en los dientes son las caries dentales.

Cuando una persona no se cepilla los dientes regularmente, las bacterias tienden a alojarse en las grietas que hay entre los dientes o en los surcos y fisuras de la superficie de los dientes. Inicialmente, puede parecer que el diente tiene una decoloración ligera de color marrón. Sin embargo, poco a poco, como la estructura se va desmineralizando, la caries comienza a aparecer junto con el color negro. Si la caries no se trata, posteriormente causará dolor e hinchazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *