Disimular los granitos de la cara


Si te han salido algunos granitos y no los puedes eliminar fácilmente, te explicamos un método sencillo para disimularlo y poder salir sin estar pendiente del tema.


Cuando termines de bañarte o darte una buena ducha, hidrata tu piel con una crema facial.


Aplica sobre los granitos unas gotitas de alguna loción desinflamante o para solucionar el acné y espera unos segundos.


Cuando se haya secado, pon encima una capa suave de corrector de ojeras para disimular su aspecto.


Cubre parte de tu cara con una capa de polvo compacto del color del tono de tu piel.


Con el dedo, aplica un poco de base líquida sobre el granito.


Con la brocha coloca sobre el granito un poco de polvo compacto.


Después de todos estos pasos el granito apenas se verá, pero para disimularlo aun más, realza con un color fuerte y llamativo otro lugar de tu rostro lejos del granito para que la gente cuando te mire se fije en otro lado de tu cara.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *