Disimular los poros abiertos


Si tenemos el cutis graso parece que, por mucho que nos desmaquillemos y nos limpiemos la piel no podemos librarnos de los poros abiertos, sobre todo en verano, cuando solemos utilizar más cremas para protegernos del sol. Sin embargo, aunque no podamos hacerlos desaparecer, sí podemos utilizar una serie de trucos para disimularlos y conseguir así que nuestro cutis tenga una apariencia más uniforme.

Lo primero que deberemos hacer es tratar de reducir lo más posible el tamaño de los poros abiertos, para lo cual es necesario que nos limpiemos la piel tanto por la mañana como por la noche, para evitar que los restos de suciedad, maquillaje y cremas obstruyan los poros y se hagan así más visibles. Para ello lo mejor es utilizar cremas y leches limpiadoras y no olvidarnos de los tónicos, ya que nos van a ayudar a regular la secreción de grasa de la piel.

Eso sí, deberemos tener cuidado y no utilizar tónicos demasiado astringentes, sobre todo aquellos formulados con alcohol, ya que en este caso la piel, como defensa, producirá más grasa, con lo cual obtendremos un resultado opuesto al que estamos buscando.

Exfoliar la piel una vez por semana también nos ayudará a reducir el tamaño de nuestros poros.

A la hora de maquillarnos, es muy importante que no utilicemos productos muy espesos o que resequen demasiado la piel, ya que los poros se marcarán aún más. Nos aplicaremos la base uniformemente por el rostro, hasta unificar la piel del rostro, pero sin aplicar una capa demasiado gruesa.

Es importante no hacerlo con las manos, dada la grasa que suele acumularse en los dedos y que se quedaría en el cutis, sino utilizar esponjillas o brochas limpias, para evitar que los poros se infecten y nos aparezcan espinillas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *