El problema de la deshidratación labial


Los labios están catalogados como una de las partes más sensuales del rostro femenino y masculino. Su piel es extremadamente sensible al calor, al frio e incluso a algunos alimentos. Si no se tratan adecuadamente pueden causarnos problemas como las incómodas fisuras y descamaciones. Estos problemas suelen aparecer ya que se deshidratan con mucha facilidad.

La piel de los labios tiene poca melanina y carece de células protectoras. Los dermatólogos suelen sugerir a pacientes con problema de deshidratación labial, tratamientos naturales de frutas con propiedades hidratantes, como la papaya o la piña. Algo de lo que tampoco debemos olvidarnos es el tema de la higiene; se deben limpiar por lo menos una vez al mes con un cepillo suave, haciendo movimientos circulares. Esto favorecerá la circulación y provocará un pequeño aumento labial.

Uno de los factores que hacen que se debiliten es la falta de agua. En invierno solemos beber menos agua que en verano. Es recomendable tener un bálsamo hidratante a mano, ya que si solo nos dedicamos a humedecer nuestros labios con nuestra propia saliva solo conseguiremos secarlos y agrietarlos mucho más. Los bálsamos labiales o vaselinas son productos que nos pueden llegar a evitar muchas molestias. Tampoco hay que olvidarse de hidratar los labios por la noche con alguna crema hidratante.

A la hora de maquillar los labios, debemos asegurarnos de que los productos que utilizamos tienen un alto contenido graso. Esto es muy importante en el tema de la hidratación pero la calidad es otro factor a tener en cuenta, ya que si no son de buena calidad pueden dañar la epidermis labial, causándonos serios problemas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *