El sol y el pelo en verano


Automáticamente cuando comienza el calor, empezamos a preocuparnos por la protección de nuestra piel, pero a veces nos olvidamos por completo de proteger nuestro cabello. Por si no te habías parado a pensarlo, recuerda que el pelo también es muy susceptible al daño solar. Para mantener el cabello brillante y saludable sólo tienes que seguir algunas reglas simples. Los rayos UV del sol y el aire de la playa, pueden provocar la aparición de las puntas abiertas que pueden provocar la fractura del pelo.

No te tiñas el pelo antes de tus vacaciones de verano debido a que el cloro y la sal del mar pueden hacer que el color elegido cambie drásticamente. Si realmente necesitas teñirlo, entonces hazlo al menos diez días antes del comienzo de tus vacaciones. Es muy recomendable que tomes suplementos como la vitamina D 12 y vitamina A para mejorar la condición de tu cabello. Trate de comer alimentos ricos en proteínas como el pollo y los frutos secos.

El sol no sólo se seca el cabello y hace que el color se desvanezca, también puede dañar el cuero cabelludo. Busca productos para el pelo que contengan filtros UV. Cuando vuelvas de tomar el sol, lava tu cabeza para eliminar los aceites y las impurezas a las que se ha visto sometido. Si tienes el pelo largo, es recomendable que te lo recojas en una coleta.

Minimice la exposición al sol durante las horas más “fuertes”. Si tu cabello normalmente se seca durante los meses de verano, considere la posibilidad de someterte a un tratamiento preventivo profesional de acondicionamiento profundo para evitar problemas posteriores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *