Elegir el vestido de novia según la forma de tu cuerpo

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Cuando elegimos el vestido de novia, no buscamos sólo el que más nos guste o el más bonito de toda la tienda, sino aquel que nos siente perfectamente y nos haga sentirnos la mujer más guapa del mundo. Para lograrlo, una de las pautas a seguir es elegirlo teniendo en cuenta la forma de nuestro cuerpo. De ese modo, encontraremos el que se ajuste a nosotros como un guante:

Las mujeres bajitas estarán mucho más favorecidas con vestidos de una sola pieza, estrechos y con un escote en V o profundo. Las mejores telas las gasas, encajes o sedas. Es importante evitar las faldas muy voluminosas o los bordados muy profusos, ya que dan volumen, acortando la figura. Si el vestido lleva cola, debe ser corta.

Las mujeres altas pueden elegir casi cualquier modelo, tanto de corte recto como aquellos que requieran mucha tela. Sin embargo deben evitar las mangas con frunces o farolillos en los hombros, ya que tienden a aniñar la figura. La cola del vestido debe ser de una longitud media, para que la figura quede proporcionada.

– Para aquellas que tengan los brazos gruesos, lo mejor son las mangas en caída suave, en telas finas o transparentes. Deben huir de los adornos grandes o de los frunces.

– Las mujeres con mucho pecho estarán mucho más favorecidas con escotes redondos o en V. La falda debe ser abultada para que la figura resulte armónica. Es conveniente evitar cualquier adorno a la altura del pecho y los vestidos de talle bajo el pecho (corte imperio).

– Para aquellas con poco pecho, es ideal el corte imperio o aquellos vestidos que tengan adornos o vayan recargados en la zona del pecho para darle volumen. Se deben evitar los cuellos cerrados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *