Elegir las botas que mejor te van


Llega el otoño y con él el frío y sobre todo la lluvia, lo que nos obliga a rescatar las botas que habíamos olvidado desde la primavera pasada o a comprar unas nuevas si las del año pasado ya no nos sirven o tuvimos que deshacernos de ellas. Si éste es tu caso, es el momento de comprar esas botas que, además de protegernos del frío y la lluvia más nos van a favorecer según nuestro físico.

Si eres bajita, debes decantarte por las botas de tacón alto o de plataforma y olvidarte de las botas de media caña, ya que acortan la figura. Eso sí, no utilices las botas con pantalones, sobre todo con los vaqueros metidos dentro de ellas, porque producen el mismo efecto óptico. Combina las botas con una falda y estilizarás y alargarás tu figura. En cuanto a la horma, lo mejor es que elijas botas que termine en punta redondeada o cuadrada.

Si tus pantorrillas son anchas, elige botas de tacón alto o de cuña. Para no tener problemas en encontrar botas que no te aprieten demasiado, lo mejor es elegir aquellas que tienen cierre lateral, que, además de resultarte más cómodas, van a permitir que te las quites y te las pongas con mayor facilidad.

Si tienes las caderas anchas, debes elegir botas con tacón fino, que ayudarán a estilizar tu figura, mientras que si las eliges de tacón grueso, tu figura quedará mucho más recargada, al igual que si las utilizas totalmente planas.

Si tienes algunos kilos de más, lo mejor es que elijas botas planas o con el tacón cuadrado. Independientemente del modelo que sean, debes llevarlas debajo del pantalón y nunca por encima. También debes elegir botas terminadas en punta, porque alargan la figura, dejando a un lado las de punta redondeada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *