Enemigos de tus uñas

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Para tener unas manos bonitas y cuidadas es imprescindible tener unas uñas bonitas. Sin embargo, hay muchas actividades que realizamos las mujeres a lo largo del día que pueden restar belleza y brillo a nuestras uñas, haciendo que el aspecto de nuestras manos no sea tan cuidado como nos gustaría. Aquí te presentamos algunos actos que debes evitar para no permitir que actúen los “enemigos” de la belleza de tus uñas:

– No sumerjas las manos en agua muy caliente, o que contenga detergentes o utilizar productos de limpieza demasiado fuertes. Aunque sabemos que debemos utilizar guantes, cuando tenemos prisa nos olvidamos de las precauciones y, sin darnos cuenta, debilitamos nuestras uñas, dañando las cutículas, lo que puede provocar infecciones y lesiones en nuestras uñas.

– No uses las uñas como herramientas para abrir objetos, rasgarlos, rasparlos u otros parecidos. De este modo las debilitaremos, haciendo que, al final, se rompan o se nos queden débiles y descascarilladas o se raye su superficie.

– Llevar una dieta pobre en vitamina B, zinc o ácidos grasos. Estos elementos hacen que nuestras uñas se conserven fuertes, y el no tomarlos las debilita y hace que las uñas pierdan su brillo. Por ello debes incluir en tu dieta pescados, frutas, verduras y frutos secos.

– No uses quitaesmaltes demasiado agresivos, ya que terminarán por hacer que tus uñas se vean amarillentas.

Sécate bien las manos después de mojártelas. De lo contrario, será más fácil que aparezcan patologías como los hongos que, una vez instauradas, son muy difíciles de eliminar.

– Cuando te hagas la manicura, procura que todo lo que utilizas, limas, cortaúñas, corta cutículas, esté en buen estado y desinfectado, de forma que no te provoque pequeñas heridas que se puedan infectar.

Consejos, Manos, Uñas,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *