Errores de las peluquerías


Todo el mundo ha pasado por esto y nadie quiere que se repita: sales de la peluquería y te das cuenta de que llevas el peor corte de pelo de tu vida. Tranquilízate. Una vez que llegues a casa debes intentar solucionar esa masacre. Lo primero que deberás hacer es echar un vistazo al corte y decidir qué es lo que no te gusta de él.

¿Es demasiado corto? ¿El flequillo es desigual?… Una vez que averigües lo que te gusta y lo que no, comienza a tomar las medidas oportunas. Antes de hacer nada, lava y seca tu pelo como lo harías normalmente. A veces esto es todo lo que se necesitas para darte cuenta de que tampoco está tan mal y otras, te hace ver mejor lo que no te agrada. Si el pelo te ha quedado demasiado corro, poco puedes hacer.

No existe ningún producto milagroso que te haga crecer el pelo en unos días. Ármate de paciencia y deja que vayan pasando los días. Puedes utilizar tu planta del pelo para hacer que este parezca más largo. También puedes utilizar accesorios como horquillas o gomas para conseguir un nuevo look.

Otra de las cosas que no te puede gustar es que te haya quedado demasiado rizado. Lávate el pelo rápidamente. Algunas veces los estilistas recomiendan no lavarse el pelo las siguientes 24-48 horas, pero si no te gusta cómo te ha quedado, no hagas caso y lávatelo. Si tampoco te queda bien puedes utilizar algún tipo de gomina o de espuma para quitar un poco la forma ondulada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *