Estar guapa después de un largo viaje en avión


Llega el verano elegimos diferentes destinos para salir de vacaciones. Algunos están apenas a algunas horas de coche, pero para llegar a otros no tenemos más tiempos que pasarnos largas horas en un avión. La sequedad de la atmósfera de la cabina hará que nuestra piel se reseque y pierda su brillo y la duración del viaje hará aparecer ojeras y bolsas bajo nuestros ojos, haciendo que, cuando llegamos a nuestro destino, nuestro aspecto sea bastante lamentable.

Sin embargo esto no tiene por qué ser así, ya que basta con seguir unos pocos consejos para lograr llegar a nuestro lugar de vacaciones guapa y descansada:

– Antes de subir al avión, aplícate una crema hidratante rica en agua pero no grasa que ayude a tu piel a retener la humedad y a protegerse de la sequedad de la atmósfera del avión.

– Durante el viaje mantente hidratada tomando agua y zumos. No tomes alcohol, ya que eso deshidrataría aún más tu piel.

– Si tu viaje es tan largo que tienes que dormir en el avión, llévate un antifaz. Para evitar las ojeras tras el viaje puedes utilizar un antifaz que contenga gel frío, de forma que impida aparecer las bolsas bajo tus ojos tras el viaje.

– Levántate de vez en cuando y camina por el avión para estimular la circulación sanguínea y evitar que tus tobillos se hinchen. A no ser que la tripulación te diga lo contrario, puedes hacerlo una vez cada hora. También puedes girar los tobillos y desentumecer los músculos a lo largo del vuelo.

– No te maquilles hasta llegar a tu destino o tu maquillaje se echará a perder. Durante el vuelo, si quieres mejorar tu aspecto puedes utilizar una crema hidratante con color y brillo de labios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *