Tendencias en peinados para este otoño-invierno 2020-2021

peinados-otono-2020
No hemos hecho nada más que empezar agosto, pero las tendencias no paran de sucederse y ya sabemos qué se va a llevar para este otoño-invierno 2020-2021, al menos en peinados. Son tendencias que, incluso, puedes empezar a lucirlas ya porque son peinados bastante fresquitos, lo que se agradece para estos días de tanto calor. Y, ¿qué se lleva? Aquí te contamos las principales tendencias.
SEGUIR LEYENDO «Tendencias en peinados para este otoño-invierno 2020-2021»

Cámbiate la raya del pelo para cambiar de look


No siempre necesitamos un corte de pelo nuevo o un baño de color para cambiar nuestro look. Si jugamos con las rayas del pelo buscando las que más nos favorecen, también podremos vernos distintas y dar un aire diferente a nuestro cabello cuando nos apetezca.

Rayas para flequillos:

– La raya triangular es la que más nos ayudará a resaltar el flequillo en el conjunto de un peinado.

– La raya diagonal es aconsejable para rostros redondos, cuadrados o anchos, ya que proporciona altura al peinado, creando el efecto visual de alargar el rostro.

– La raya curva es ideal si queremos disimular una frente muy alta

Rayas para el peinado:

– Las rayas en zigzag las usaremos cuando queramos aportar un toque diferente al peinado. Con ella también conseguiremos aportar volumen al cabello en la zona superior de la cabeza y estilizar el rostro. Normalmente se usa en el centro de la cabeza pero, si eres atrevida, también te la puedes hacer en los lados, creando un peinado muy originaol.

– Las rayas diagonales son idóneass para crear sensación de más volumen del peinado o darle altura al mismo. Si acompañamos la raya diagonal con un flequillo, daremos un toque muy armónico a nuestro peinado.

– Las rayas a los lados las usaremos para dirigir el cabello. Podemos elegir la dirección natural del mismo o realizar en el otro lado, para aportar volumen a nuestro cabello o conseguir un look más desenfadado.

– La raya en el medio es la más tradicional, pero no está indicada para todo tipo de rostros porque divide simétricamente la cabeza y puede acentuar las pequeñas imperfecciones que intentamos disimular. Para contrarrestar este efecto podemos acompañar la raya con flequillo, y los rasgos faciales quedarán más atenuados.