Extensiones de pestañas


Muchas mujeres sueñan con tener largas pestañas que den a su mirada un toque exótico y sexy. Sin embargo, la naturaleza no siempre hace caso de nuestros deseos y tenemos unas pestañas cortas y poco pobladas que, por mucho rímel que apliquemos, no conseguimos el efecto que deseamos. Para ayudarnos a lograr nuestro sueño existen las extensiones de pestañas, que nos van a permitir lucir esas pestañas largas y pobladas que siempre hemos deseado.

Las extensiones de pestañas, como ocurre con las del cabello, se colocan una a una pegándolas en la raíz de las pestañas naturales con un pegamento que no produce ningún daño en el ojo, con la ventaja de que, durante el tiempo que duran las extensiones, aproximadamente dos meses, no nos tendremos que ocupar del maquillaje de nuestras pestañas, ya que ya están curvadas, maquilladas y listas para ser utilizadas.

Están fabricadas en un material sintético que tampoco nos va a producir irritaciones en el ojo, por lo que, una vez que nos las hayamos aplicados, podemos llevar una vida completamente normal, trabajando, haciendo deporte incluso en el agua y no se estropean si lloramos. El único cuidado que debemos tener para que nuestras pestañas luzcan como el primer día es no utilizar desmaquillantes con aceites, ya que esto puede provocar que se despeguen.

No todas las extensiones de pestañas son iguales, sino que existen cuatro tamaños, para que se adapten perfectamente a nuestros ojos y el resultado sea totalmente natural. Lo que sí debemos es tener paciencia mientras nos las colocan, ya que la profesional de estética necesitará al menos dos horas para completar el proceso, para que no nos produzcan molestias en los ojos y el resultado sea totalmente natural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *