Extreme blush: claves para aplicar bien esta tendencia de maquillaje

blush
El blush o colorete es uno de los productos que es fundamental en todo maquillaje. Y es que ya solo con poner un poco de rubor en las mejillas y añadir una discreta capa de rimel en las pestañas, cambia toda la expresión y rostro. Y con este producto, el colorete, ahora llega una nueva tendencia de maquillaje. Es la denominada Extreme blush que, como su nombre indica, se trata de hacer una apuesta por el colorete para llevarlo a su máxima expresión. Una técnica que, como todo, tiene su truco y secretos de aplicación.

Qué es

El Extreme blush es el nombre que se utiliza para definir el colorete al máximo. Y esto se traduce en la práctica en que el blush no se aplica simplemente en la zona habitual, es decir, en las mejillas.

Ahora, la tendencia impone que hay que llevarlo más allá de este espacio en la zona del rostro. De esta manera, aparte de aplicarlo en los pómulos, se extiende hacia las sienes y también en los párpados, sobre todo, en el móvil.

Colores

Para estar favorecida y guapa con el Extreme blush, es importante elegir bien los colores. Y es que no todos sirven. Los más indicados son todos aquellos que son naturales, así como el salmón o el rosa claro, siendo conveniente aplicarlos con mucha generosidad.

blush
Las más atrevidas y las que quieran llevar al máximo esta tendencia, tienen que apostar por colores más fuertes y atrevidos como el coral, el naranja o el rojo. En este caso, se precisará un poco más de mesura en su aplicación para que no haya un exceso o bien un toque dramático en el maquillaje.

Aplicación

Y, ¿cómo se aplica correctamente el blush en estos casos? Es fácil. La clave a seguir es utilizar dos brochas diferentes. Una de ellas tiene que ser grande para extender el colorete en la zona de las mejillas.

Por el contrario, la otra brocha tiene que ser más pequeña para poder aplicar el blush en los ojos de forma más precisa. Con esta misma brocha, también tienes que poner el colorete en las sienes.

Y todo ello siendo conveniente que esté bien difuminado porque no se tienen que notar brochazos, aunque sí hay que poner el foco en las mejillas, zona del lagrimal y la parte más alta de las sienes.

Artículos relacionados:

Colorete: manual de uso según tu piel

Trucos para aplicar el colorete según tu rostro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.