Implantes dentales para recuperar la belleza

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La pérdida de un diente, se puede producir por diferentes motivos, como por ejemplo un accidente o debido a la negligencia en el mantenimiento de la salud dental. Perder alguna pieza dental puede ser una experiencia desgarradora que puede afectar directamente a nuestra belleza. La vergüenza de mostrar la sonrisa, puede ser una de las consecuencias directas de esta desagradable experiencia. Sin embargo, en esta era tan tecnológica en la que vivimos, el campo de la medicina ofrece un gran número de soluciones.

La solución a este problema, puede ser lo que hoy en día conocemos como implantes. Estas piezas sustitutivas, han conseguido que muchas personas recuperen su sonrisa natural y su belleza. Sin embargo, como en el caso de cualquier procedimiento médico realizado con fines de restauración, siempre existe alguna probabilidad de que tales esfuerzos de restauración no terminen con éxito. Uno de los fracasos más habituales, se puede producir por el rechazo del cuerpo a un objeto nuevo.

Un implante dental se considera como un fallo cuando se puede notar que no está bien fijo (se puede mover fácilmente por la presión de cualquier acción con la boca), se cae directamente o el área alrededor del implante muestra signos de pérdida de la densidad ósea superior a 1 mm al año de la operación. El fracaso de un implante dental puede ser causado por la caries dental o por cualquier infección crónica de la cavidad oral.

También está relacionado con estos fracasos que la persona sea fumadora, que sea diabética o que, simplemente, continúe sin mantener la higiene dental básica. Consulta todas las dudas que tengas con un dentista especializado en los implantes para recuperar tu belleza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *