La plancha perfecta


En general, soñamos con tener aquello que no poseemos. Y en lo que se refiere al pelo ocurre más o menos lo mismo. Casi siempre las mujeres que poseen una voluminosa cabellera rizada sueñan con esa larga y sedosa melena lisa que nunca han tenido. Pasan su vida buscando una mil formas de alisar sus cabellos rebeldes. Para ellas las planchas del pelo se convierten en las mejores aliadas, aunque hay que tener en cuenta varias cosas antes de elegir herramienta.

Lo primero es que la styler sea cuidadosa con nuestro cabello. Hay que tener en cuenta que el calor extremo podría dañar el cabello y por ello es necesario que su tecnología minimice al máximo su impacto.

Aunque hay planchas para cabello mojado, generalmente el pelo seco es más manejable, y dará mejores resultados. Además, hay que trabajar siempre a una temperatura correcta, ya que un exceso de calor podría dañar el pelo, mientras que a una temperatura baja tendremos que repetir una y otra vez el proceso y el resultado no será el deseado.

Apuesta por la cerámica

Lo más habitual es utilizar planchas con placas de cerámica, ya que es un material duradero, que además se desliza muy bien por el pelo. Es un material que además consigue mantener muy estable la temperatura. A veces aparece combinada con titanio, que aporta resistencia a las placas o con un revestimiento de mármol que protege al pelo del calor.


Además, para los pelos más encrespados es recomendable que las styler incluyan una tecnología de iones. Este sistema consigue reducir el encrespamiento del pelo, consiguiendo un resultado más suave y sedoso, ideal para los cabellos más rebeldes.

Una vez escogida la herramienta ideal, también conviene prestar atención a algunos consejos para utilizarla adecuadamente. Si utilizamos un protector térmico, es importante aplicarlos antes de secar el cabello con el secador. A veces olvidamos que ese primer calor también puede dañar nuestra melena, y sólo si utilizamos este producto desde un principio conseguiremos que actúe de manera efectiva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *