Consigue unos labios sanos y con volumen


Muchas veces nos olvidamos de cuidar e hidratar nuestros labios. Tanto el calor excesivo como el frío los dañan y hacen que su color natural se apague, su tersura se agriete y puedan, incluso, perder algo de volumen. Tras estos meses de exposición al sol, al salitre y a los aires acondicionados, que siempre resecan la piel, especialmente la de los labios, debemos dedicar una atención especial a esta zona que muchas veces olvidamos. Es el momento de repararlos y empezar a cuidarlos a diario.

Los labios son una de las zonas de nuestro rostro que acaparan más miradas. También son un reflejo de nuestras emociones y nuestra puerta para comunicarnos y por eso se resienten fácilmente.  Los labios se agrietan por falta de humedad (por tanto hidratación) y el clima influye mucho. Es importante aplicar, tanto en invierno como en verano, un bálsamo labial con protección solar tantas veces como sea necesario y evitar humedecerlos en exceso con nuestra saliva.

Labios de película

Existen diferentes productos que ayudan a mejorar su tersura pero con una sencilla mascarilla natural conseguirás los labios más suaves que puedas imaginar. Mezcla una cucharadita de miel, una de limón y media de azúcar. Aplica un poco en la comisura de los labios y luego masajea el resto del labio con suavidad durante unos cinco minutos. Retira con un algodón humedecido y aplica bálsamo labial.


Haciendo este simple gesto una vez por semana notarás la diferencia y tendrás unos labios sexys y cuidados. Un último truco: si quieres que su aspecto sea más voluptuoso opta por un bálsamo que aporte volumen. ¡Ah! Y no olvides aplicar siempre tu bálsamo antes de maquillarlos, el pintalabios durará más y no te resecará la piel. ¡Atrévete y píntalos de rojo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *