Las claves para utilizar las mascarillas de burbujas

mascarillas-burbujas
En el mundo de la belleza cada vez llegan nuevos productos que, afortunadamente, suponen toda una revolución para poder tener una piel más resplandeciente y mejor cuidada. Dentro de las últimas novedades, están las bubble mask o mascarillas de burbujas que, aunque ya llevan en las tiendas unas temporadas, es ahora cuando están despertando más interés por los beneficios que reportan para el cutis y su facilidad de uso. ¿Pero cómo se emplean? ¿Qué pueden aportar a la piel?

Los beneficios

Las bubble mask se caracterizan por ser unas mascarillas que hacen burbujas cuando se aplican sobre la piel nada más entrar en contacto con ellas. Una reacción que se produce porque llevan componentes como oxígeno, agua carbonatada o flúor.

Además, incluyen otros componentes para tratar la piel, pudiendo encontrar mascarillas de burbujas para aportar hidratación al rostro, así como para oxigenar la dermis. También hay otras bubble mask, que permiten realizar una limpieza del cutis más en profundidad y hacer frente a los daños que causa la polución sobre la cara.

Son beneficios que se pueden encontrar en estas mascarillas, que se comercializan a través de las tiendas y establecimientos de belleza y bienestar y que se pueden encontrar de diferentes marcas.

mascarillas-burbujas

Las claves de uso

Para beneficiarse de los efectos positivos de las mascarillas de burbujas, es importante aplicarlas correctamente. Para ello, lo primero que hay que tener en cuenta es que se ponen sobre la piel directamente. En ese momento, se empieza a sentir como un ligero cosquilleo que da paso a la aparición de la espuma y de las burbujas.

Tras este paso, lo normal –salvo que en las instrucciones se especifique lo contrario-, es dejarlas actuar alrededor de unos siete minutos. Pasado ese tiempo, se aclara con el rostro con agua templada.

Aunque puede parecer, inicialmente, que este sistema no es tan efectivo como las mascarillas con textura convencional, lo cierto es que sí que funcionan. La clave está en que emplean otro sistema, ya que las mascarillas de burbujas se centran en atrapar las impurezas para limpiar la piel y puedan pasar los aportes de hidratación u oxígeno a la dermis. Una particularidad que es especialmente importante cuando se tienen los poros abiertos porque se pueden limpiar más en profundidad y reducir su tamaño.

Artículos relacionados:

Los beneficios de las mascarillas hechas con productos de lujo

Mascarillas para iluminar el rostro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *