Las ojeras


Muchas personas desearían que existiera una píldora mágica que hiciera desaparecer esos incómodos semicírculos de color oscuro que tienen debajo de sus ojos a los cuales llamamos ojeras. Lamentablemente, no hay ninguna píldora mágica para luchar contra las ojeras. Por desgracia este problema muchas veces es hereditario según los expertos, pero también existen otros motivos, además de por motivos de cansancio que todos conocemos.

Hiperpigmentación. Este exceso de pigmentación se suele producir en personas de color o piel en definitiva muy oscura (de África, Oriente, América Latina o con ascendencia india). Esto se produce por la excesiva abundancia de melanina en la piel.
Venas. A medida que envejecemos, la piel de alrededor de los ojos se va haciendo más fina, provocando que las venas de debajo de la zona sean más visibles.
Mala circulación. Estas zonas tienden a hincharse cuando la persona tiene mal la circulación. La zona se hincha y se oscurece por la falta de flujo sanguíneo o por la retención de líquidos.


Para determinar la causa de las ojeras puedes utilizar un pequeño truco; presiónalas con el pulgar. Si el oscurecimiento desaparece momentáneamente, la causa es la mala circulación. Si no notas ningún cambio al presionar, la causa es la hiperpigmentación.
Las ojeras por hiperpigmentación pueden ser tratadas con láser en centros médicos especializados en el tema. Sin embargo, los expertos advierten que el laser no siempre funciona bien en la piel oscura. Pero siempre hay trucos caseros que nos pueden ayudar a bajar el color de nuestras ojeras:

-Intenta dormir sobre tu espalda con la cabeza bien apoyada. Según los expertos ayuda a que no se formen bolsas en los ojos y que se oscurezca la zona.
-Podrás reducir la hinchazón con bolsas de té. Guarda las bolsitas de té en el refrigerador, y cuando estén casi congeladas sácalas y colócalas sobre tus ojeras. Esto aliviará la hinchazón y hará que el color se suavice.

Si las bolsas son constantes y nunca desaparecen, consulta con un médico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *