Las tendencias de maquillaje que no debes seguir en 2015

tendencias maquillaje 2015
Siempre con la llegada de un año nuevo hay nuevas tendencias y otras que, aunque están dentro de la temporada otoño-invierno, dejan de estar de moda a pesar del gran auge que han tenido. Aquí te contamos lo que no tienes que hacer a la hora de maquillarte en estos días de invierno para evitar que estés totalmente out.

Las tendencias

En este 2015 hay que evitar el uso del iluminador. O quizá sea más conveniente decir abuso. Y es que muchas famosas lo han utilizado sobre prácticamente todo el rostro para darle más luminosidad. Pues esto se ha acabado. Este producto tiene que utilizarse para lo que se ha creado: iluminar zonas específicas del rostro. La tendencia ahora es emplearlo para ensalzar los pómulos, pero siempre de una forma más natural y sin que parezca que se lleva una máscara.

También hay que decir adiós a las pestañas postizas. Se siguen llevando con volumen, pero no tan artificiales. Lo mejor es optar por una máscara o rimmel que aporte ese efecto y aplicar varias capas.

Las cejas finas tampoco van a estar de moda. La tendencia es que parezcan muy pobladas. Si no tienes la suerte de haber nacido con ellas por naturaleza, prueba a maquillarlas para que ganen en densidad. Pero no te olvides de que debe seguir teniendo un efecto natural. Nada de llevarlas como Groucho Marx.

tendencias maquillaje 2015
Y siguiendo con los ojos, hay que decir adiós al smokey eyes, pero no de forma definitiva. Más bien, se reinventa. La clave está en no abusar de la sombra negra y no aplicarla por todo el párpado móvil e, incluso, por parte del párpado superior hasta casi el arco de las cejas. Ahora, el smokey eyes no es tan agresivo, teniendo que hacer uso del tono negro sobre una parte del párpado móvil para después difuminar la sombra utilizando tonos más claros como marrones mate.

Y, para la boca, nada de usar el perfilador de forma visible y que se note que se han agrandado los labios o bien se ha tratado de disimular su volumen. La naturalidad sigue siendo un plus y el secreto está en elegir tonos que puedan aportar o bien disminuir su grosor en función del efecto que se quiera conseguir. Y la máxima a seguir esta temporada ante la duda es: naturalidad, naturalidad y naturalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *