Lifting de cejas

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Con el paso del tiempo la piel del rostro se va descolgando, y poco a poco nuestro rostro se va “cayendo” a causa de la fuerza de la gravedad. Normalmente nos fijamos en las comisuras de los labios o en las patas de gallo, pero esta caída también afecta a nuestras cejas, haciendo que nuestra frente se arrugue y que las cejas caigan sobre nuestros ojos, disminuyendo la belleza de nuestro rostro.

Para evitar esto podemos someternos a un lifting frontal o de cejas que gracias a una novedosa técnica endoscópica se trata de una técnica poco invasiva y que no deja ninguna cicatriz visible tras la intervención.

Este tipo de lifting no sólo nos ayuda a corregir la zona de las cejas, sino que también elimina las arrugas de la frente y las que se forman en las comisuras de los ojos.

Para realizar el lifting se llevan a cabo unas pequeñas incisiones en el cuero cabelludo a través de las cuales el cirujano corrige los tejidos subdérmicos de la parte de la frente y de las cejas, eliminando las arrugas de expresión y elevando las cejas.

No es necesario utilizar anestesia general, tan sólo local y una sedación suave, por lo que tampoco es necesario ingresar en el hospital para someterse al tratamiento.

La intervención no produce ningún dolor o solamente unas mínimas molestias que suelen remitir al día siguiente o a los dos días y que se trata con una analgesia suave. Como es una técnica muy poco invasiva sólo es necesario abandonar el trabajo durante24 horas para realizar la intervención y recuperarse de la misma, aunque se deben seguir controles posoperatorios durante los tres meses siguientes al tratamiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *