Limpiar tus brochas de maquillaje


Si eres de la que le encanta maquillarse no debes olvidar nunca limpiar bien los pinceles o brochas con los que te maquillas a diario. Además de una buena limpieza no debes olvidar cerrarlos bien (en este caso nos referimos por ejemplo a los del rimmel), ya que si no lo haces el producto puede estropearse y tendrás que tirarlo antes de tiempo a la basura. Si no estás segura de cómo limpiar los pinceles, no te preocupes, es sencillo.

Lo principal es utilizar un limpiador ideal para el tipo de cepillo cosmético que utilizas o incluso en algunos puedes utilizar para realizar su limpieza, agua y jabón. También es muy importante limpiarlos con frecuencia, ya que de este modo no se acumula tanta porquería y es más fácil conseguir que esta desaparezca.


Los pinceles pueden estar hechos de diferentes materiales, los más baratos, por lo general, están hechos de plástico o de esponja y los más caros pueden incluso estar hechos de algún tipo de pelo de animal. Estos últimos, los de pelo natural, son los que presentan una mayor calidad y suelen ser los utilizados por los mejores profesionales.

Con una buena limpieza, además de conseguir que los pinceles duren más, podrás hacer que los posibles problemas que puedan aparecer en tu piel, como por ejemplo posibles infecciones oculares, ni aparezcan. La higiene es una de las razones por la que los expertos aconsejan no compartir el maquillaje con amigos. Se pueden transmitir bacterias que pueden producir diferentes infecciones: herpes labiales, acné, erupciones cutáneas, etc. De hecho, tampoco es recomendable que te maquilles utilizando tus dedos ya que se puede producir el mismo intercambio de bacterias.

Cosmética, Maquillaje,
>

También te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *